Caridad

“Ahora permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y la caridad: pero de las tres, la caridad es la mas excelente de todas” (I Cor 13, 13).

La caridad es la esencia del testamento de Jesús. Es la plenitud de la Ley. Es la palabra calve del Evangelio. La caridad no es una consecuencia de la Fe, algo distinto y posterior a ella, sino el elemento constitutivo de la misma Fe. Nuestra Hermandad, de acuerdo con el espíritu cristiano que la conforma desde su fundación tiene uno de sus fines en el ejercicio de la Caridad como manifestación de Amor de Dios (artículo 3 de las reglas de nuestra Cofradía).

Para cumplir con el ejercicio de este fin, nuestra corporación cuenta con una vocalía responsable de gestionar y desarrollar todo tipo de obras asistenciales, destinadas preferentemente a nuestros hermanos, a la feligresía y a nuestro entorno y a los necesitados en general, sin hacer distinción por su lugar de origen, raza o religión. 

Este espíritu caritativo viene determinado por nuestras reglas de Hermandad, quedando fijado en el artículo 3 de las mismas, así como en el 53 y venideros, hasta el 56. En estos se fija que la Cofradía destinará obligatoriamente al menos un 10% de sus ingresos ordinarios para los pobres o necesitados, principalmente a través de Cáritas parroquial o diocesana. 

Para tal finalidad, la vocalía organizará todos aquellos actos internos que fomenten la vida social, cultural y humana de la Cofradía y mantendrá vivo el espíritu de fraternidad y solidaridad con los necesitados. Del mismo modo, organizará actos de convivencia para conocerse mejor entre sí, conocer los problemas que afecten a todos o algún grupo especial y fomentará la participación, desarrollando tareas comunes. 

Con la finalidad de cumplir con los objetivos fijados en nuestra reglas, la vocalía de caridad ha venido participando de forma periódica en los siguientes proyectos, prestando su ayuda y mostrando su predisposición a tantos como sean necesarios en el futuro:

Campaña de alimentos

Organización de diferentes campañas a lo largo del año para la recogida de alimentos en beneficio de entidades sociales del entorno de la parroquia:

Campaña de Reyes Magos

Recogida juguetes para la campaña de navidad en favor de las siguientes entidades:

Economato Diocesano

Colaboración con el economato diocesano. El mismo, a través de la adquisición de productos alimentarios y de higiene de primera necesidad, los pone a la venta a precio reducido, implicando tan solo el 25% del gasto de las personas beneficiarias, mientras que el 75% se costea con las ayudas de las entidades colaboradoras con el economato.

Campañas extraordinarias

Colaboración en campañas extraordinarias de recogida de otros elementos requeridos (libros, ropa, peluches, etc.)

Ayudas

Realización de ayudas periódicas a instituciones benéficas de forma periódica. 

Ayudas a familias necesitadas principalmente en alimentación y otros tipos de ayudas requeridos (farmacia, ropa, etc.). En definitiva, todas aquellas necesidades que nuestras posibilidades nos permitan atender.